El Grupo VAPF ha realizado una colaboración económica a la organización Médicos sin Fronteras, convirtiéndonos así en una Empresa Sin Fronteras.
Médicos sin Fronteras (MSF) es una organización de acción médico-humanitaria que asiste a personas amenazadas por conflictos armados, violencia, epidemias o enfermedades olvidadas, desastres naturales y exclusión de la atención médica.
La asociación reúne mayoritariamente a médicos y miembros de los cuerpos sanitarios aunque está abierta a otros profesionales útiles a su misión.
Médicos Sin Fronteras nace en 1971 como una acción médica independiente de intereses geopolíticos: se trata de acudir allí donde las poblaciones víctimas de la emergencia lo requieran, para prestarles asistencia médica urgente, sin ninguna discriminación por raza, religión, filosofía o política.
La labor humanitaria de MSF se basa en los principios y valores establecidos en su Carta Magna: neutralidad, imparcialidad, no discriminación, compromiso personal y ética médica.
“Acción médica y testimonio” es la doble misión social de MSF, que fue creada por médicos y periodistas. Al prestar una atención directa, MSF es testigo de primera mano del sufrimiento de las personas a las que asiste por lo que puede exponer públicamente las responsabilidades de quienes causan estas crisis, de quienes tienen capacidad de influencia en las mismas, o de aquellos que tienen la responsabilidad primera de responder.
Al igual que la acción médica, las actividades de testimonio e incidencia política se llevan a cabo desde la independencia de cualquier interés político, económico o religioso.